Alpha Economics

Pagar dietas o tiques restaurante:

¿Qué nos conviene más?

Imaginemos que queremos introducir mejoras en nuestro equipo o compensarle en cuanto a la manutención en aquellos días en los que, por ejemplo, tiene que trabajar fuera del centro habitual. Como empresarios, debemos buscar el modo de hacer que ese día sea económicamente rentable.

Tiques restaurante: retribución en especie

La legislación actual permite que las empresas puedan entregar a los empleados productos a precios rebajados que se realicen en cantinas o comedores de empresa o economatos de carácter social. Así, tendrán la consideración de entrega de productos a precios rebajados que se realicen en comedores de empresa las fórmulas indirectas de prestación del servicio cuya cuantía no supere la cantidad que reglamentariamente se determine (LIRPF 42.3.a): 9 €. Por tanto, según este texto, se considerará retribución en especie la entrega de tiques restaurante a los empleados. Asimismo, el reglamento del IRPF especifica en qué condiciones hay que entregar estos tiques restaurante para estar exentos de IRPF:

• Que se entreguen durante días hábiles. Es decir, durante días en que el trabajador va efectivamente a trabajar. Se excluyen días de vacaciones, de baja de incapacidad temporal…

• Que la prestación del servicio no tenga lugar durante los días en que el empleado devengue dietas. Esto implica necesariamente que durante el mismo día no se pueden pagar tiques restaurante y dietas por manutención.

Dietas de manutención

Las dietas son retribuciones extrasalariales e irregulares que buscan compensar al empleado por viajes surgidos por decisión empresarial. En el reglamento del IRPF (art. 9.a) se confirma que “se exceptúan de gravamen las cantidades destinadas por la empresa a compensar los gastos normales de manutención y estancia en restaurantes, hoteles y demás establecimientos de hostelería, devengadas por gastos en municipio distinto del lugar del trabajo habitual del perceptor y del que constituya su residencia”. Al igual que los tiques restaurante, las dietas, para estar exentas de IRPF, tienen que cumplir con las siguientes condiciones:

• Que el periodo de desplazamiento no sea superior a 9 meses, pues en este caso estaríamos hablando de un traslado, y no de un desplazamiento.

• Las cantidades exentas están sujetas a si se duerme fuera de casa o en casa, y a si es en España o en el extranjero. Así dicho, las dietas tienen los siguientes límites de exención:

Asimismo, hemos de tener en cuenta que:

• Los convenios pueden exigir el pago de mínimos, es decir, el pago de cantidades mínimas de dietas por días de viaje.

• Las dietas, a diferencia de los tiques restaurante, están exentas también de pagar cotizaciones a la Seguridad Social, siempre y cuando no excedan los límites.

Entonces, ¿qué hacer?

Como se puede comprobar de lo anteriormente indicado, los tiques restaurante y las dietas son autoexcluyentes. Asimismo, en ambas retribuciones hay límites de exenciones de IRPF y de cotizaciones. Por tanto, para determinar qué aplicar habría que ponerse en cada contexto específico, aunque la conclusión es sencilla:

• Si el empleado trabaja en la misma localidad de su centro de trabajo o en su localidad sólo podrá aplicar los tiques restaurante.

• Si el empleado ha sido desplazado fuera de su centro de residencia o centro de trabajo habitual, le corresponderán las dietas, siempre y cuando el desplazamiento no dure más de 9 meses.

Texto: María Isabel Gómez Roses

Noticias y curiosidades, innovación, neologismos, videos, clips de audio, podcasts, frases célebres y consejos empresariales, productos centenarios que han hecho historia, gamechangers, nichos de mercado, tendencias, recomendaciones…

Categorías

Entradas recientes

Archivos

Síguenos